Impulsamos más canales de participación ciudadana

(Artículo publicado en EL FAR, septiembre 2015)

El compromiso del gobierno municipal de Esplugues es impulsar la participación ciudadana en el día a día y promover el buen gobierno. La mejor manera de hacerlo es implicando la ciudadanía en la gestión cotidiana de los 'affairs' públicos.

Abrimos ahora dos procesos para impulsar la participación en el gobierno de la ciudad: la definición del Plan de Actuación Municipal (PAM) 2015-2.019 y el Presupuesto Municipal participativo. Con el PAM queremos dar la palabra a la ciudadanía para que entre todos y todas marquemos las líneas estratégicas y las actuaciones que se realizarán en la ciudad en este mandato. Nuestra voluntad es que todo el mundo se implique en concretar cuáles serán las principales líneas de actuación del gobierno municipal para los próximos cuatro años. Porque todos juntos debemos construir Esplugues. Queremos que la ciudadanía nos haga aportaciones al documento inicial del PAM que proponemos desde el gobierno municipal. Será con las sugerencias y con la mirada abierta y constructiva de la ciudadanía que fijaremos las principales líneas de trabajo y las actuaciones que los próximos 4 años se habrán de emprender en la ciudad.

También por tercer año consecutivo, desde el Ayuntamiento se reserva una cuantía económica del presupuesto para el ejercicio 2016 para que la ciudadanía decida, con su criterio, cómo se ha de invertir. Nuevamente, esperamos que más personas se sumen a los encuentros de debate y reflexión (grupos motor) que tienen lugar para decidir el destino de este dinero, que son de todos. La decisión que tomen será acertada como lo ha sido en los dos años anteriores, en el que hemos puesto en marcha el espacio Coworking Esplugues, donde hoy ya hay varias personas instaladas haciendo realidad una idea de negocio y compartiendo sinergias, y antes de finalizar el año se realizarán las obras de adecuación del Casal de Cultura Robert Brillas para que sea más accesible, con la instalación de un ascensor.

La participación ciudadana es fundamental para que la ciudadanía esté comprometida con Esplugues y para construir, todos juntos, una ciudad abierta, más participativa y que sabe aprovechar las aportaciones de todos y de todas.

Empleo y emprendeduría en Esplugues

(Artículo publicado en EL FAR, julio 2015)

Empezamos un nuevo mandato en Esplugues en el que las políticas sociales y el impulso a la economía centrarán buena parte de la acción del gobierno municipal. En el contexto de crisis actual, la agenda económica y social debe marcar la acción de gobierno de los ayuntamientos, para estar al lado de la ciudadanía e impulsar nuestras ciudades.

Tenemos dos grandes retos: por un lado, combatir la pobreza y el desempleo, y por otro lado, trabajar para fortalecer el tejido comercial y empresarial para que al día siguiente de la crisis estemos en las mejores condiciones para continuar desarrollando nuestra ciudad.

En el ámbito municipal, en Esplugues ya contamos con programas sociales y programas de fomento de la economía que tienen un objetivo claro: construir una ciudad más justa y con más oportunidades para todos. Y ahora renovaremos el Pacto para reactivar la economía y crear empleo que firmamos hace dos años porque tiene que ser de nuevo una herramienta útil y efectiva para promover la recuperación económica, el comercio y el empleo en Esplugues.

También continuaremos creando empleo y ayudando a los emprendedores que tienen una idea de negocio con recursos tales como el Espacio Coworking Esplugues. Hace una semana, visité las nuevas empresas que se han ido instalando en el espacio y es satisfactorio comprobar que ideas surgidas del proceso de presupuestos municipales participativos hace 2 años, se hacen realidad. Hoy vemos que talento joven, personas creativas y emprendedoras, tienen en este espacio una oportunidad de crecer profesionalmente.

Continuaremos fomentando la mejora de los polígonos industriales y del espacio público para que las empresas tengan un entorno óptimo para su actividad. Desde el municipio, seguiremos sumando esfuerzos con el tejido económico y comercial para impulsar la actividad económica, y que las empresas como Renault Retail, que estos días conmemora los 50 años desde que se instaló en Esplugues y en Barcelona, tengan en nuestra ciudad un espacio favorable para su actividad.

Hay que garantizar el derecho a la vivienda

(Artículo publicado en EL FAR, marzo 2015)

Que la desigualdad se ha convertido en uno de los grandes problemas socioeconómicos de este primer tramo de siglo nos lo dicen a menudo las personas expertas y las estadísticas. Y una de las peores consecuencias de esta injusticia es la dificultad con la que los colectivos más vulnerables y más castigados por la crisis tienen que hacer frente al mantenimiento de la vivienda y de unas condiciones de vida dignas, es decir, con agua, luz y calefacción garantizadas. Un drama, sobre todo si se trata de familias con niños. De ahí se derivan problemas de todo tipo, también psicológicos, porque pocas cosas son más angustiantes que el miedo a perder tu hogar.

Por ello, decir que las administraciones públicas con competencias en la materia deberían velar con el máximo celo posible para garantizar el derecho a la vivienda -que, además, está reconocido en la Constitución- y a una vivienda con las mínimas condiciones de dignidad -sin que te hayan de cortar la calefacción en invierno por dificultades en el pago del recibo, por ejemplo- es una obviedad.

Pero este problema, como otros, acaba repercutiendo en los ayuntamientos, que no tenemos competencias en vivienda pero que no podemos, ni queremos, dejar desatendidas las demandas que tiene nuestra ciudadanía en este ámbito tan básico y esencial en la vida de las personas.

¿Qué podemos hacer al respecto? A raíz de los problemas derivados de la crisis, desde el Ayuntamiento de Esplugues hemos seguido tres caminos en paralelo. Uno, habilitar un servicio de mediación en la oficina municipal de vivienda para las familias con dificultades para hacer frente a la hipoteca o el alquiler encuentren la posibilidad de renegociar las condiciones económicas y salvar la vivienda. Y así hemos hecho con más de 40 casos en la ciudad en dos años.

Una segunda vía ha sido el incremento de ayudas puntuales de emergencia relacionadas con el mantenimiento de la vivienda y para paliar situaciones de pobreza energética. Esto ha significado una inversión de unos 180.000 euros en los últimos dos años.

Y la tercera, sentarnos con las entidades bancarias para que saquen sus pisos vacíos al mercado de alquiler social, con la advertencia de que si no lo hacen serán sancionadas. Esta medida hará que 26 pisos vacíos de Esplugues afloren al mercado de alquiler asequible.

En definitiva, para no tener competencias, los ayuntamientos que apostamos para evitar la exclusión social y reducir las desigualdades crecientes estamos demostrando que no somos meros espectadores de la crisis.

Enlaces del Ayuntamiento

twitter icon flickr icon youtube icon