La igualdad, clave para combatir la violencia machista

(Artículo publicado en EL FAR, noviembre 2015)

Este año estamos viviendo un repunte muy preocupante de mujeres que han sido asesinadas a manos de sus maridos o ex-parejas. Una terrible realidad que nos ha de espolear para continuar trabajando con contundencia y determinación para acabar con esta lacra social.

Por lo tanto, se hace más necesario que nunca continuar educando y legislando para la igualdad real entre mujeres y hombres. Porque la igualdad es el mejor camino para combatir la violencia machista. Y todavía estamos muy lejos de esta igualdad, ya que recientemente la Unión Europea informaba que el salario medio por hora de las mujeres europeas es un 16,3% inferior que el de los hombres. O lo que es lo mismo, las mujeres trabajan 59 días al año de forma gratuita mientras que los hombres siguen cobrando.

Queda, por tanto, camino por recorrer y para reflexionar sobre qué se está haciendo bien y qué está haciendo mal a la hora de combatir esta desigualdad. Y hacer de la lucha contra la violencia machista un asunto de Estado, como en su día lo fue el terrorismo. Porque este goteo de víctimas es insoportable. Sin más dilación, debemos adoptar un Acuerdo Social, Político e Institucional contra la violencia machista para construir una sociedad segura y libre de violencia contra las mujeres.

Pero aparte de la tarea legislativa y educativa, que compete a administraciones superiores, también se debe continuar apoyando campañas de sensibilización que den visibilidad al problema de la violencia machista. Y aquí los ayuntamientos sí que tenemos la oportunidad e, incluso, la obligación de contribuir.

En Esplugues estamos preparando una acción de denuncia contra la violencia hacia las mujeres a través de una exposición de zapatos rojos, dentro de las actividades del 25 de noviembre, Día Internacional para la eliminación de la violencia hacia las mujeres. Queremos llenar la Av. Cornellà desde Villa Pepita hasta el Ayuntamiento de zapatos rojos, adhiriéndonos al proyecto de arte público que se inició en Ciudad Juárez (México) y que se ha extendido por muchos países.

Una actividad para expresar el dolor y la rabia ante este fenómeno que hay que combatir con todas las fuerzas. Como dice la creadora de esta iniciativa, Elina Chauvet: "es a través de la ética y la estética, a través de la ausencia y la visibilidad que los Zapatos Rojos nos muestran el vacío dejado por las hijas, hermanas, madres y esposas" .

Enlaces del Ayuntamiento

twitter icon flickr icon youtube icon